guerra

Regreso de un suspiro

Querida mía:

Hoy hacen ya dos años de nuestro último beso. Una eternidad. La paz parece no llegar nunca.

Como todos los días, desperté imaginando una realidad distinta. Abrí los ojos y estabas al lado mío, durmiendo con tu sonrisa libre de culpa, y pude sentir la ternura de tus labios. El ruido de la sirena que no admite ensueños me hizo volver a tierra.

Estamos cada vez más cerca de tomar la frontera y tenemos un pronóstico favorable, pero en mi cabeza, la situación se entrelaza con lo incorpóreo. En pleno campo de batalla veo a mis compañeros desfigurados y enemigos que son en verdad civiles. Escucho disparos y explosiones provenientes de lugares equivocados. Están jugando conmigo, (más…)